19 nov. 2012

Intramuros ( el origen de la ciudad)



Santiago posee en sus calles, esquinas y paredes una gran historia. Su casco histórico permanece, a través de los años, vigilante a los acontecimientos que ocurren en Compostela y fuera de ella. 
Cuando los turistas vienen a la ciudad, discurren por estas calles para conocer mejor el origen, asentamiento y desarrollo de Compostela. Por ello, se organizan ya rutas que transcurren por el intramuros de la ciudad. 

Una de esta rutas es la propuesta por la página de Turismo de Santiago,  donde se detallan los monumentos, plazas y calles que integran esta ruta (desde la Plaza del Obradoiro, al Santiago Urbano, pasando por la Universidad y el mercado compostelano), con la posibilidad de utilizar unas audioguías disponibles en las oficinas de turismo para profundizar en el conocimiento de cada  monumento; así como la duración de la ruta (algo verdaderamente importante, puesto que al practicar turismo buscas el reloj en la mayoría de las ocasiones).
Esta es una ruta ya creada, pero está claro que los más atrevidos no buscan ésto, sino que se adentran por las viejas calles compostelanas para crear su propio intramuros.

Además, el Consorcio de Compostela, realizó una muestra con los espacios más importantes que lo componen el Intramuros, viéndose piezas desconocidas por muchos hasta el momento. Completando esta exposición se organizaron visitas guiadas a conventos de clausura de Compostela. Proyecto dentro del "Domus Dei", para ensalzar el valor del patrimonio religioso de la ciudad.

Fuente:   www.geocaching.co
En la historia de nuestra ciudad tampoco podemos olvidarnos de las siete puertas de entrada de la muralla, pues para aquellos que no lo sepan, Compostela fue una ciudad amurallada en la época medieval.  Siete eran las puertas, y tan sólo una se conserva en la actualidad, aunque si los emplazamientos de las seis restantes. Son las siguientes: Porta do Camiño, Porta Faxeira, Porta da Pena, Porta da Mámoa, Porta da Trinidade, Porta de San Francisco y Arco ou Porta de Mazarelos (la única que se conserva). 


 Sin duda, la historia que encierra cada una de estas puertas y su ubicación en el casco antiguo son factores que hacen propicia la creación de una ruta específica por el corazón del Santiago medieval que a muchos se nos escapa. Seguro que tendremos ocasión de hablar de éstas siete puertas, así como de rincones menos conocidos y curiosos de nuestro casco antiguo en próximas entradas, pues ambos son merecedores de nuestra atención.

Y vosotros, ¿que espacio o rincón del Intramuros de Compostela destacaríais?







No hay comentarios :

Publicar un comentario

ads